Personajes de la serie Clarence, estreno en Cartoon Network


Clarence, el niño más divertido y tierno llegó a Cartoon Network.

Vive el mundo de la manera más maravillosa: ¡a través de los ojos de Clarence! El niño más optimista, encantador y adorable que ve lo mejor en todas las cosas y que quiere probar todo, ¡simplemente porque todo es genial! Pero no está solo, con la ayuda del alocado Sumo y el singular Jeff, ¡hará de cada día el más espectacular! Épicos combates en el barro, enamoramientos vergonzosos, bromas en fiestas de pijamas, fortalezas secretas en las copas de los árboles y mucho, mucho más te espera en este nuevo y súper divertido show.


CLARENCE


Clarence es como la luz del sol: puro y simple. No se complica mucho y ve el mundo en sus colores preferidos: morado intenso y verde fluorescente. Su visión tan particular de las cosas transforma toda situación, por mundana que sea, en el mejor día de todos. Sus pensamientos, actitudes y experiencias son suyos y de nadie más; nadie ve, piensa o habla como Clarence. Él sigue su corazón y actúa con una emoción y un entusiasmo perpetuos. No es que elija los sentimientos por encima de la lógica, sino que, para él, son la misma cosa.

Para Clarence, sus amigos valen más que el oro y ellos, por su parte, disfrutan de las sofocantes muestras de afecto de un niño bienintencionado con una leve falta de tino. Clarence es extraordinario y bueno y disfruta jugando con palitos, viendo como giran los pedales de la bicicleta a toda velocidad, de los bonitos días soleados, las piñatas con forma de abeja y los aros de cebolla. La verdad es que a Clarence le gusta todo, porque todo es increíble para él.



JEFF


Lo único más cuadrado que la cabeza de Jeff es su personalidad. Es una fuente inagotable de conocimiento, pero la mayor parte de ese conocimiento consiste en datos triviales de dudosa aplicación práctica, más allá de los programas de juegos de la televisión. Jeff quiere ser extrovertido y salir a divertirse, pero hay tanta gente ahí fuera, que le da miedo. Tiene buenas intenciones pero su habilidad para relacionarse es escasa... igual que la población del elefante pigmeo de Borneo, en peligro de extinción. Por eso Clarence es buena influencia para Jeff, porque se complementan. El entusiasmo de Clarence es tan contagioso que compensa sus miedos y complejos. Jeff no puede evitar pasarla bien cuando está con Clarence, pero eso no significa que le guste estar sucio, pegajoso y mojado, o que lo toquen manos humanas sin guantes. Él valora la amistad de Clarence... siempre y cuando éste evite el contacto físico.


SUMO


Después del apocalipsis, cuando se asiente el polvo, se dice que Sumo estará de pie entre los escombros. Es un chico desprolijo y avispado. Cuando surgen problemas, sus métodos son poco ortodoxos y sus arreglos, desordenados. Sabe desarmar la cortadora de césped del papá, pero no puede volver a armarla. Intrépido hasta la insensatez, es el primero en lanzarse y el último en quebrarse. Mientras otros juntan coraje para saltar del trampolín más alto, Sumo ya está en el aire, cayendo al estilo bomba. Es el miembro del trío del que nunca se sabe qué puede esperarse. Mientras que Jeff es cerebral y Clarence emocional, Sumo es instintivo. Actúa sin pensar, por lo que es imposible prever lo que está por hacer, ni qué estragos causará. Como un animal indómito, es imposible enjaularlo. Él obra por su cuenta. Pero también es apasionadamente leal con sus amigos y está disponible para ellos día y noche.


MARI


Es la mamá de Clarence. Y, como él admite abiertamente, “yo doy mucho trabajo, hasta para alguien tan fortachona como mi mamá”. ¿Y cómo se las arregla Mari? Pues con una mezcla de paciencia poco común, energía inagotable y apoyo incondicional para contener a Clarence. Claro que Mari no es perfecta. A veces pierde los estribos con su hijo, pero lo hace por amor. Es peluquera y se enorgullece de sus peinados, y en los pocos momentos que tiene para ella, se desinhibe, suelta su alocada niña interior y desparrama toda su desenvoltura (es la que grita más fuerte en todas las carreras de camiones). ¿Quién puede culparla? Al fin y al cabo, es la mamá de Clarence.


CHAD


Es el novio de Mari y vive con ella y con Clarence. Es un buscavidas. Se las ingenia para ganarse el pan con todo tipo de empleos informales. Estar encadenado a un escritorio nunca fue su estilo, y sus anécdotas laborales del pasado (lucha de caimanes, doble de escenas peligrosas) lo demuestran. Pero Mari y Clarence ayudan a domesticar el espíritu libre de Chad por un motivo muy simple: debajo de su apariencia exterior, dura, casi simiesca, hay un corazón de oro. Chad no es sólo un compañero leal de Mari, también es una devota figura paterna para Clarence. Sí, su manera de obrar no siempre es la más sensata, pero lo hace con las mejores intenciones. En muchos sentidos, Chad tiene la misma inocencia y el mismo entusiasmo que Clarence. Y puede que lo supere en su pasión por la televisión y los sofás.


BELSON


Es un bravucón, pero no en el sentido tradicional. Es un instigador napoleónico, más propenso a los ataques de sarcasmo que a las bofetadas. El mordaz ingenio de Belson se debe a que es un consentido. Su familia tiene dinero y Belson está acostumbrado a recibir siempre los juguetes más caros y modernos. Pero ningún objeto puede reemplazar el afecto. Detrás de toda esa agresividad, Belson sólo quiere que le presten atención, y encontrar amigos de verdad. Es tan inteligente como Jeff, pero desperdicia su capacidad en sarcasmos en vez de aplicarse a causas más nobles. Como no tiene la sinceridad de Clarence, Belson carece de verdaderos amigos y debe conformarse con un la banda de secuaces que lidera. Y sin embargo, Clarence lo considera un amigo. Y Belson, en secreto, también lo quiere. Solo que jamás va a reconocerlo.


LAS CHICAS en CLARENCE: AMY, ASHLEY KIMBY


Las chicas son un misterio excitante y aterrador para Clarence. Su pelo, su ropa, su música, sus palabras, sus intereses y hasta su olor son una fuente de perpetuo desconcierto para él. Aun así, Clarence se siente extrañamente atraído a ellas por alguna fuerza invisible que no logra comprender. Además, la mitad de la clase de Clarence está compuesta por niñas, así que no es tan fácil evitarlas.

AMY: Excelente ciclista, tiene mucha fuerza, comparte el amor de Clarence por las rocas. ¿Cómo puede ser niña?

ASHLEY: Adorable e independiente, y la primera novia de Clarence. ¿O no…?

KIMBY: La competitiva cabecilla de una estrecha hermandad de amigas que incluye a la tímida MALESSICA y a la parlanchina COURTLIN.


CHELSEA



Va armada de su macabro sentido del humor y de su honestidad brutal. Sus bromas asustan a Clarence y a Jeff, pero son un bálsamo para Sumo.