Hermanos a la obra: Un hogar para siempre , cuarta temporada

Los gemelos Drew y Jonathan Scott vuelven a Discovery Home & Health con la cuarta temporada de Hermanos a la obra: Un hogar para siempre (Property Brothers: Forever Home). En la serie, Drew y Jonathan ayudan a las familias a transformar las casas en las que ya viven y lo hacen con renovaciones que garantizan la funcionalidad y el confort de los espacios. Los nuevos episodios duran una hora y se centran en el trabajo del dúo en una casa diferente.


Más: DISCOVERY HOME & HEALTH PRESENTA ¡AYUDA! ARRUINÉ MI CASA


En la primera conversación con sus nuevos clientes, los gemelos tratan de entender por qué esa casa fue elegida como el hogar donde esperan pasar toda su vida. De este modo, los hermanos descubren el potencial de cada propiedad, las expectativas de los residentes y lo que hay que rehacer.

Una vez definido el proyecto, llega la esperada fase de demolición: los vecinos también cogen los mazos y ayudan a derribar algunos muros. Los imprevistos y contratiempos que siempre surgen en las obras forman parte del proceso y exigen decisiones importantes, así como la adaptación de los planes.

CAPÍTULO DE ESTRENO

En MUCHO AMOR PARA DAR, el episodio de estreno, Drew y Jonathan trabajan en la casa de Katie y Jason. Hace dos años, la joven pareja se mudó a una espaciosa casa en Las Vegas con el objetivo de cumplir un sueño: convertirse en padres y acoger a niños que necesitan un hogar temporal, ya sea para un día o para toda la vida. Ambos proceden de familias numerosas y quieren recrear el entorno seguro, cálido y cariñoso que vivieron en su infancia.

Katie y Jason adoran su tranquilo barrio y su patio trasero, con mucho espacio para que los niños jueguen con sus dos perros. Pero para hacer posible el sueño, la casa necesita algunos cambios importantes para hacerla más acogedora. La primera es eliminar la pared con una chimenea que no funciona y que separa el comedor de la cocina - esta última es estrecha y nada funcional. Entonces, más espacio para el lavadero. En otras palabras, hay que redefinir la distribución de todas las habitaciones. El enfoque de los gemelos está dirigido a la integración y la funcionalidad que debe encajar en un presupuesto de 100 mil dólares.

Además, la casa necesita adaptaciones para cumplir los requisitos de seguridad que forman parte de la acreditación de los hogares temporales y de acogida. Drew y Jonathan trabajaron toda la planta principal para transformar la casa de Katie y Jason en un hogar para los niños que tanto lo necesitan.

VIDEO



Con tecnología de Blogger.