The Last Ship: Datos Curiosos

13:35

The Last Ship está basada en el libro de William Brinkley del mismo nombre, que se publicó en 1988. En esa versión, un barco naval queda atrapado en alta mar luego de una guerra nuclear y cuenta la historia de la tripulación que intenta sobrevivir.

La serie de TNT adapta la historia a la era posterior a la Guerra Fría y en cambio de un holocausto nuclear presenta a la tripulación del USS Nathan James en su intento por sobrevivir a un virus que arrasó con más del 80% de la humanidad, y su lucha para encontrar su cura.

The Last Ship cuenta con producción ejecutiva de Michael Bay, exitoso director y productor de Transformers, Pearl Harbor, Armageddon, quien está actualmente estrenando en cines su flamante: Transformers: Age of Extinction.

Al ver las impactantes escenas de acción que se desencadenan en The Last Ship, queda la sensación de estar frente a un éxito de taquilla de Michael Bay, como una película dividida en episodios únicos y cautivantes, enriquecidas con valor de producción al mejor estilo de Bay.


Para Michael Bay fue la primera filmación en locaciones de “nieves eternas” (Canadá) en toda su carrera. Más allá de ser productor ejecutivo del show, Bay tuvo a su cargo la dirección de la escena del ataque ruso en la Antártida, imágenes que se verán en el episodio debut, titulado “Fase 6”. El director del episodio es Jonathan Mostow (U-571, Terminator 3: Rise of the Machines).


Determinados a brindar el máximo espectáculo y a dar vida a un relato enérgico y de gran rapidez narrativa, para The Last Ship los productores doblaron la cantidad promedio de escenas de cualquier show de TV, que es de 40 o 45 escenas. Michael Bay comentó: “No podíamos simular nada… El show se ve real porque en verdad hay un montón de acción y gente real en él, no hubiéramos podido salir adelante sin la Marina”.

Según palabras de Michael Wright, Presidente y Head or Programming para TNT, TBS y Turner Classic Movies (TCM): “The Last Ship tiene todos los ingredientes de un blockbuster de Hollywood, desde el relato épico a su prestigioso elenco, encabezado por el líder perfecto, Eric Dane. Michael Bay y su equipo de productores ejecutivos tomaron como base la historia y los personajes creados por William Brinkley para conformar un excepcional drama repleto de acción, suspenso, tragedia y triunfo. The Last Ship es una opción inteligente y de gran entretenimiento dentro de la oferta televisiva, que cautivará al público inmediatamente”.

Dijo el productor ejecutivo Steven Kane: “Aprendimos muchísimo junto al personal de la Marina sobre lo que significa realmente ser un marino, el honor, el coraje y el compromiso. Ellos le dieron vida a todo esto. Son héroes fuera de serie. Si llegara a haber una plaga, es en su barco el que yo quisiera estar”.

Hank Steinberg, productor ejecutivo: “Con los asombrosos efectos especiales que existen hoy en día, esta serie es mucho más sencilla de desarrollar que diez años atrás. Y trabajar junto al equipo de Michael Bay asegura que tengamos a los mejores profesionales de efectos visuales con nosotros”.

Hank Steinberg, productor ejecutivo: “Tuvimos la oportunidad de filmar en el mar, con naves reales maniobrando, helicópteros aterrizando en ellas… Hay una gran inversión en la producción de este show.”

Hank Steinberg, productor ejecutivo: “El primer episodio fue rodado en Canadá, por la gran secuencia en los hielos. Fue en Manitoba, que se parece bastante al Ártico. Pero la locación más exótica fue el barco en sí, vivir una semana ahí dentro con la tripulación, no se compara a estar filmando tomas aéreas desde lejos, es emocionante.”

The Last Ship cuenta con el oficio del supervisor de efectos visuales habitual de Michael Bay. Su rol reviste gran importancia ya que hay hasta 150 efectos visuales por episodio.


Sobre su rol del Capitán (CO) Tom Chandler, Eric Dane comentó a la prensa: “Este personaje es totalmente opuesto al Dr. Mark ‘McSteamy’ Sloan en Grey’s Anatomy. Estoy agradecido por todo lo que me brindó a nivel profesional ese show, pero a la vez estoy feliz por el cambio ya que tenía ganas de participar de algún proyecto dentro del género de acción”.

Eric Dane comentó frente a la prensa que su propio padre fue miembro de la Marina estadounidense: “Toda la rama paterna de mi familia fue militar. Mi padre actuó en Vietnam, junto con su hermano, el tío Albert, quien voló helicópteros Huey. Creo que él estuvo en el Ejército. Siempre tuve la idea de que eventualmente me tocaría en suerte desempeñar un rol de militar. Uno crece queriendo ser multitud de cosas, y si eres un actor puedes ser todas esas cosas con las que soñaste”.


Acerca de su papel de la Dra. Rachel Scott, Rhona Mitra comentó a la prensa que la idea de los productores era que el personaje fuese de origen británico, aunque antes de contratarla decidieron que sería estadounidense. Pero al escuchar el acento británico de la actriz, se decidieron a cambiarle la nacionalidad, lo cual le parece a Mitra una buena ocasión para reforzar las diferencias entre la científica y el duro Capitán estadounidense.

Mitra siente que tiene puntos de contacto con su personaje de la Dra. Scott. La actriz satisface su apetito por el conocimiento viajando alrededor del mundo. Además, trata de hacer algo por la humanidad a través de su labor en Global Green. Estuvo en Nueva Orleans para seguir de cerca el derrame de petróleo de BP, buscando opciones de fuentes de energía limpia. También es activista por los derechos de los animales.


Acerca de su experiencia de trabajar junto a Eric Dane, Adam Baldwin (Mike Slattery en la serie), comentó: “Nuestra relación fue muy parecida a la de Chandler con Slattery (…) en principio yo no tenía idea de que el vínculo entre los capitanes y sus segundos era de esta manera, y descubrí que es una relación entre pares, en la que el Capitán tiene la última palabra. Ése es mi rol como actor de reparto, y también el de mi personaje”.

Baldwin también comentó: “Me siento bendecido por haber sido convocado para este proyecto, es algo que está cercano a mi corazón: mi padre sirvió en la Marina durante la Segunda Guerra, así que estaba ansioso por abordar una embarcación como esta. (La Marina) Nos llevaron de maniobras, nos permitieron charlar con la tripulación, fue un sueño hecho realidad”.


Travis Van Winkle (Heart of Dixie) compone a un Navy SEAL, el Teniente Danny Green, para lo cual debió recibir entrenamiento especial. “Los Navy SEALS me enseñaron su lema: ‘Slow is smooth. Smooth is fast’. Ellos tienen que adentrarse en territorio hostil, y se valen de todo el trabajo y el entrenamiento que realizaron (…) Ellos se manejan cautelosamente, y están entrenados para matar personas de doce maneras diferentes. Pero jamás se apresuran, y así se vuelven rápidos y eficientes”.

Van Winkle también comentó: “Todo niño quiere convertirse en un héroe de acción para salvar al mundo (…) y yo pude jugar esa fantasía en este show. Tuve escenas de lucha (…), utilicé toda clase de armamento, me embarqué en un destructor de la Marina, y todo ese tiempo estuve trabajando con grandes personas, y encima me pagaron por ello. Fue muy demandante tanto física como mentalmente, pero valió la pena cada segundo”.


Chris Sheffield (Transformers: Dark of the Moon) compone al Oficial de Comunicaciones Will Mason. “La historia de mi personaje realmente despega durante la segunda parte de la temporada (…) La comunicación es verdaderamente importante en este show. Mason es el vínculo entre el mundo exterior y la nave, y en muchas maneras, lo que él escucha a través de la radio servirá para decidir dónde ir y dónde el Capitán Chandler desea estar”. Y agrega sobre su personaje: “Hay un episodio en particular donde Mason irá en una misión fuera del barco. Incluso puede que tenga una relación sentimental”.

En The Last Ship, Sheffield participó de escenas filmadas en los navíos USS Dewey (DDG-105) y el USS Halsey (DDG-97). “Lo grandioso de esto es que no fue solo ‘estar’ en los barcos, sino que todos los extras que se ven en pantalla son marinos de verdad. Haber podido hablar con ellos y escuchar sus historias fue increíble”, sostuvo.

Sheffield completó la filmación del film The Maze Runner, basada en la primera novela de la trilogía de ciencia ficción de James Dashner. Allí comparte elenco con los jóvenes talentos Dylan O'Brien, Thomas Brodie-Sangster, Will Poulter y Kaya Scodelario.


Marissa Neitling (Leverage) personifica a la Teniente Kara Foster: “Ella es una Oficial de Control de Fuego en el CIC (Combat Information Center), desde donde se controla el armamento del USS Nathan James. Además, mi personaje mantendrá una relación romántica con el Teniente Danny Green que será parte importante de la trama de la serie. Fue intenso e interesante trabajar en un barco de la Armada, con verdaderos marineros. Filmamos mientras ellos desempeñaban sus tareas a diario”.


Otro de los roles principales está a cargo de Charles Parnell (Pariah, Derek), quien cubre el rol del CMC (Command Master Chief) Hugh Jeter. El actor dice sobre su personaje: “Es el lazo entre los oficiales y la tripulación (…) le informa al Capitán cómo sus hombres reciben las órdenes, y cuál es la moral sobre el barco”. Sumado al cast de la última entrega de Transformers (Transformers: Age of Extinction), agrega: “Salimos al mar abierto por tres días para filmar las escenas de acción con el helicóptero merodeando el barco, con la calidad de una película de Hollyood (…) Estaba entusiasmado: Michael Bay no se anda con chiquitas, y si dice que va a hacer volar algo por los aires, ¡realmente lo va a hacer explotar!”.


Como parte de la promoción del show, en junio se organizó un desfile de moda en la Pop-Up Gallery de Nueva York titulado Survival Is an Art: The Last Ship Experience, al que asistió el elenco de The Last Ship. La vestimenta (20 modelos exclusivos) estuvo a cargo de Irene Luft, una exitosa diseñadora de modas de origen ruso y con oficina central en Munich, Alemania. Las prendas se complementaban con máscaras de gas. En paralelo y como asociación con la temática de la serie, también se expone una colección de máscaras de gas creada para la ocasión por artistas como Tom Banwell, Bob Basset, Singer Blake, Wren Britton, Gary Lockwood y Nathan Vincent. La intención de esta exhibición es reflejar la fascinación que ejerce el fin del mundo en la cultura popular actual.


La producción utilizó dos naves de la Marina de los Estados Unidos, el USS Dewey (DDG-105) y el USS Halsey (DDG-97), para recrear el ficcional USS Nathan James, el destructor comandado por el Capitán Chandler (Eric Dane) y que será la única esperanza para la humanidad.

Totalmente operativos, el USS Dewey (DDG-105) y el USS Halsey (DDG-97) pertenecen a la clase Arleigh Burke y fueron botados en 2008 y 2004, respectivamente.

Tienen un desplazamiento de 9.200 y 9.300 toneladas, 153 metros de largo y 20 metros de ancho. Gracias a sus 4 motores GE de turbinas de gas, su velocidad es de +30 nudos.


Ambos destructores cuentan con un poderoso armamento que incluye misiles tierra-tierra y tierra-aire (Tomahawk), y cañones capaces de dar en blanco hasta una distancia máxima de 13 millas. Además, transportan 2 helicópteros Sea Hawk cada uno.

En 2013, el USS Dewey (DDG-105) fue dotado de un sistema láser (LaWS), un armamento experimental que permite atacar pequeños botes y drones.

La magnitud del proyecto de The Last Ship hizo necesario contar con el apoyo total de la Armada estadounidense (incluida la aprobación del Secretario de la Marina, Ray Mabus), fuerza que posibilitó a los productores acceder a su flota y apelar al personal militar y civil como asesores técnicos (SME – Subject Matter Experts).

Los asesores técnicos (SME) adiestraron al elenco de actores en varios aspectos, como manejo de armamento y municiones, educación militar, uniformes, técnicas de combate y estrategia naval. Actores y marinos compartieron muchos días juntos para conocer de cerca sus rutinas dentro de los barcos y cómo desenvolverse con mayor naturalidad.

Dentro de la Marina, los principales cargos en un navío son: CO (Commanding Officer), es decir, el Capitán de la nave; el Oficial Ejecutivo o XO (Executive Officer), quien es el segundo al mando, y el CMC (Command Master Chief).

Como en toda fuerza militar, los miembros de la Marina estadounidense manejan un vocabulario propio a fin de agilizar el proceso de comunicación en situaciones extremas.

Salty”: Se llama así a quienes llevan sirviendo muchos años en la Fuerza, y por ende, son los miembros de la tripulación de mayor experiencia.

Bravo Zulu”: Originariamente significaba “bien hecho”, pero actualmente se utiliza para premiar a los marineros que realizan acciones destacadas.

Blue Water”: Son las aguas profundas alejadas de toda costa. Solo los barcos grandes y autosuficientes pueden adentrarse en esos territorios.

Vampire”: Se denomina así a los misiles enemigos que se aproximan al navío.

Bandit”: Se denomina de esa manera a cualquier aeronave que haya sido identificada como hostil.


¿POR QUÉ ES UNA BUENA HISTORIA PARA VER?


Ante todo, The Last Ship es una producción de Michael Bay y tiene su sello en cada episodio, donde el nivel de expectativas logrado no es el usual en una serie de TV. El espectador siente la mano del director en cada detalle.

Los efectos visuales de The Last Ship son mucho más espectaculares de lo que uno esperaría ver en un drama de TV. Las escenas fueron filmadas en verdaderos destructores navales, helicópteros, botes de ataque y bases navales. Todo aporta una visión muy realista al show.

Las escenas de combate han sido reflejadas con gran experiencia, y el peligro retratado con más vida que nunca. Así han logrado gran suspenso y ansiedad en esta historia de acción y aventura.

En el primer episodio, la acción y los efectos visuales son los que atraparán a la audiencia, mientras que los personajes y sus historias personales recién se vislumbran. Pero al estar encerrados en un barco, es imposible que haya invitados especiales en los episodios, lo que favorecerá el desarrollo de las historias individuales de cada uno de los sobrevivientes a bordo.

Los hombres y las mujeres en The Last Ship se quedarán en el barco USS Nathan James por un buen tiempo, y ese es el atractivo. Viaje al Fondo del Mar, una serie de ciencia ficción sobre un submarino nuclear futurista, duró 4 temporadas (1964-1968), combatiendo enemigos y monstruos marítimos en las profundidades. Existen todo tipo de guerreros luchando contra el mal en la TV actual, pero hay algo atrapante en aquellos que luchan contra los peligros del mar.


¿POR QUÉ VALE LA PENA LUCHAR?


En el primer episodio, la tripulación está realizando maniobras de rutina en el Ártico junto a dos científicos que, sin conocimiento del resto, están en realidad buscando la cura para un virus que ha ido destruyendo a toda la humanidad.

De repente, se encuentran enfrentados a un nuevo mundo en decadencia. Nadie sabe dónde o cómo se encuentra su familia. No hay enemigos ni aliados. Volver a tierra puede ser una sentencia de muerte asegurada.

En The Last Ship, todo puede cambiar en cualquier momento. Nadie está seguro. Lo que un día funcionaba, al otro cambia drásticamente. El Viejo Mundo se está muriendo rápidamente y el equipo del USS Nathan James trabaja las 24 horas buscando una esperanza para encontrar la cura que los salve.

El virus es protagonista en esta serie. Hay secretos sobre su evolución y desarrollo. El virus es quien cambiará las reglas del juego.

El Capitán Tom Chandler le da a su tripulación una nueva misión: mantenerse vivos hasta que la Dra. Scott encuentre la cura que salve al mundo antes del apocalipsis. Todos ellos conforman la última esperanza.

Te puede interesar

Siguiente
« Anterior
Anterior
Siguiente »
._.